.

Hace más de un año (¡un año!) que me encontré en la biblioteca con los DVD’s de los primeros episodios de Inuyasha. Los vi, y no me gustaron demasiado.

Unos meses después, el K3 (el Canal 33) empezó a emitir el anime.

El anime de Inuyasha consta de 167 episodios. Hay cuatro películas, pero siguen un argumento paralelo.

.

A ritmo de uno o dos por día, lo he ido viendo. En general, ha ido mejorando. Aunque contiene decenas de episodios intrascendentes (lo que popularmente se llama relleno), también tiene episodios de emoción y alguno de lagrimilla.
Mi favorito sigue siendo aquel en que Sesshomaru conoce a Rin (y ésta decide seguirle).
Y es particularmente emocionante aquél en que Kohaku, Sango y Kirara (juntos, pero separados) reviven los recuerdos de su jardín secreto. O aquél en que Miroku decide morir junto a Sango.

.

Pseudo-spoiler:
Debo decir que tras 167 episodios, al final, a Naraku no se le vence.
Es unos episodios antes, el final de la sexta temporada, cuando hay el combate en el cementerio de los demonios (con la tumba / esqueleto del padre de Inuyasha) que parece (¡por fin!) que Naraku será vencido, pero como otras tantas veces, no es así.
Al final del anime: todos (y digo TODOS, incluyendo al grupo de Inuyasha, Kikyo, Kagura y hasta Kohaku –el hermano de Sango-) saben cómo derrotar a Naraku (hay que matar al bebé que es su corazón) para que él (y Hakudoshi), mueran. Pero el anime termina sin final…
¬_¬ lo que tras 167 episodios es bastante decepcionante.
Pero para el final esta el manga.

.

Kagura semidesnuda y por los suelos

Lo más destacado del último episodio del anime es “el desnudo lateral” de Kagura y su confesión, más o menos velada, de su amor hacia Sesshomaru (¿Y quién no quiere al malvado Sesshomaru?).

Fotogramas llenos de amor

.

Fuente imagen: Google

Anuncios