You are currently browsing the tag archive for the ‘Harry Potter’ tag.

Un fanfic es una “ficción escrita por un fan”. Un texto que toma los personajes de una serie, un libro, un manga,… y con los que el autor compone una historia propia (paralela a la original o completamente inventada). Es todo un universo, con vocabulario y géneros propios.

Últimamente sólo escribo fanfics. En mi caso, fanfics de humor. Tengo uno en “antena” que está teniendo bastante éxito. No es difícil tratándose de algo tan popular como: Harry Potter. (Mi fic más exitoso hasta el momento era uno sobre Naruto (otro ejemplo de cultura de masas). Pero mi tema favorito es la WWE.

wp_ff_naruto

Puede resultar algo irónico que dado mi pesimismo habitual, escriba humor. No lo es tanto, Billy Wilder escribía las comedias cuando su estado de ánimo era más bien triste. Es un mecanismo creativo de supervivencia.

wp_ff_kyle22

El hogar natural de los fanfics es Fanfiction, es una web tan endogámica como cualquier otra ventana creativa que podáis encontrar por Internet (¿tú me comentas? Entonces yo te comento también. ¿Me agregas a autor favorito? Pues yo también te agrego).
Siempre he sido enemigo de esto.

Es por ello que, al igual que en GrupoBuho, me he ido ganando lectoras únicamente por el talento de mi obra.
(Digo lectoras porque son las únicas que dejan huella –comentarios-).
No agrego a nadie, no sigo a nadie, no leo mucho y lo que leo no suele llamarme particularmente la atención (ojo, no digo que yo escriba mejor, digo que no me llama la atención, que no es lo mismo).

wp_ff_rr

Es cierto que agradezco los comentarios que recibo, y lo seguiré haciendo. Pero el que alguien me lea, NO ME OBLIGA a leerlo. Un chico –subrayo: chico-, lo intentó: me comentaba, me había puesto en Favoritos y me pedía que le comentase. Como no lo hice, ha dejado de comentarme. Pura endogamia.

wp_ff_prison

Quizás la mía parezca una medida egocéntrica, y seguramente lo es, pero me asegura que NADIE ME LEE ESPERANDO ALGO A CAMBIO.
Cuando alguien me lee, y vuelve a leerme en otro capítulo o en otro fanfic, lo hace porque EL TEXTO (el ingenio, el talento) LE GUSTA, no porque se sienta atado por obligaciones socio-morales con su autor.

De esta forma mi horda de maléficas lectoras crece injustamente despacio. Sería más popular, más visitado, si hiciera una ronda de visitas regulares a mis vecinos (porque hasta tendría lectores machos). Pero no lo hago.

Aprendí que no vale la pena. Son puentes fantasmas; cuando dejas de aparecer por sus mundos, desaparecen del tuyo.
Yo voy a mis cosas, y el (la) que quiera seguirme ya encontrará el camino.
El escritor(a) es egoísta o no es escritor(a)

Rinconcito de Bennacker en Fanfiction


Anuncios

.

De ir yo a Hogwarts, el Sombrero Seleccionador me mandaría a…

slytherin

O así lo indica un test que decide tu casa en el colegio de magia y hechicería más popular de las Islas Británicas. (¡Quiero hacer el test!)

varita_magica

En otro orden de cosas, aquí os presento mi varita mágica. 15 centímetros de auténtico plástico made in China que me fue entregado –mediante una caja de cereales-, por el señor Nestlé. Dispone de un pequeño imán en una de las puntas, lo que me permite ejecutar el encantamiento Accio con diminutos objetos metálicos.

.

He empezado un fanfic de humor sobre el malvado Lord Voldemort y su tropa de mortífagos. Tom Riddle y el barreño de lejía; disponible en Fanfiction. (Esto es autopublicidad, sí). Si lo lees y no te ríes ni una sola vez, es que estás bajo la maldición Imperios.

.

.

Del mismo modo que un idioma se apropia de palabras de otros, que pasan a formar parte del primero, el lenguaje Bennackeril se ha enriquecido con algunas palabras inventadas por la señora J.K.Rowling. Aquí van algunas:

  • Auror/es: Persona de confianza en la que puedes apoyarte en caso de flaqueza para la lucha diaria contra un mundo hostil.
  • ¡Lumus! : Expresión mágica para encender la luz de una habitación. (Sólo funciona si accionas el interruptor mientras la pronuncias).
  • Horrocrux/es : Objeto al que le tomas aprecio por alguna razón indefinida y del que no quieres desprenderte aunque sea, a ojos de los demás, simple chatarra.
  • Cruciato: Maldición Imperdonable que pronuncio mentalmente cada vez que me detiene por la calle un encuestador o un vecino pesado.
  • Snapísimo: Algo maravilloso, fantástico o extraordinario (soy fan de Snape)
  • cinco puntos menos para Gryffindor: Cuando algo sale mal y le echas la culpa a alguien que sólo pasa por allí.
  • estar rodeado por los dementores: Cuando la depresión, la desidía, el vacío y las ganas de morir te acosan (en mi caso, media docena de veces al día).

harry_potter-logo

** ¡Cuidado! Este post puede contener spoilers para ti, lector **

Tras terminar el último libro de la saga, aquí van algunas de mis impresiones, en forma de premios a esta entretenida saga del niño mago:

Premio: “Hay que ser hijoputa y cabrón” para…

Albus Dumbledore y su maquiavélico plan para acabar con Lord Voldemort.

albus_dumbledore.

Premio: “Si en el fondo soy de un tierno…”, para

Severus Snape y su amor protector a través del tiempo y las generaciones.

severus_snape1

.

Premio “Yo no sé qué hago en esta historia….”, para

Draco Malfoy por ser un mero garabato tópico. Y en su único momento heroico (final libro sexto) acobardarse más que un elfo doméstico.

draco-malfoy

.

Premio al “personaje con mejor nombre” para

Mundungus Fletcher; XD.

.

Premio al “personaje que más ha evolucionado en la saga” para

Neville Longbotton, sí señores… mucho más que el propio Harry.

neville-longbotom

.

Premio a “la muerte más tonta” para

Sirius Black y su “traspiés” con una cortina.

sirius_black

.

Premio “a la muerte con menos honor y menos gloria” para

El auror Alastor “ojoloco” Moody… (Qué desgana mostró la autora con él)

alastor_ojoloco_moody

.

Premio a “el eterno quejica” para

Harry Potter y su eterno dolor y quemazón en la frente (¡Tómate una aspirina!)

harry-potter_cicatriz

.

Premio “nadie tiene más mala suerte que yo” para

Lord Voldemort y sus maldiciones rebotadas.

lord_voldemort

.

Premio “Lo siento, lo siento, tengo que hacer un happy end” para

J.K.Rowling y su epílogo (sobrante)

jk_rowling

..

En junio del 2007, empecé a leer la saga del niño mago más famoso de todos los tiempos. Leí los seis primeros volúmenes uno tras otro (con alguna que otra lectura para desengrasar) y ya hice algunos comentarios en mi anterior blog. (Comentarios e impresiones Potteriles aquí).

Cuando terminé el sexto, con la misma duda razonable de todo lector: ¿seguro que está muerto? , me percaté que el séptimo y último, aún no estaba en las bibliotecas. Una compañera de clase, me pasó las “reliquias de la muerte” en formato .pdf

Me puse a leerlo a inicios de noviembre, pero entre que otras feas ocupaciones requerían toda mi atención para sobrevivir y que el pasaje central del libro es una eterna huída de bosque a bosque (antes de llegar al Valle de Godric), lo dejé.

En realidad, no lo dejé, ni lo fui dejando… sino que fue el libro que me dejó (o ya no lograba retenerme, que es el anverso del mismo galeón).

. .

O quizás es otra cosa…. (Y ahora viene lo útil)

Ahora que ya he terminado con Potter (esta frase también la pronuncia Voldemort) siento una leve y tortuosa sensación de desamparo.

Es normal cuando se ha “vivido” una extensa trama. Subrayo lo de “vivido”, y no lo de extenso… pues también era extensa Anna Karènina o Los miserables, y no recuerdo haber sentido esta ausencia.

Lo de “vivido”, decía, es normal cuando, como yo, coges cariño a “cosas” (¿en lugar de a personas?). También me ocurrió con el final de Twin Peaks. Son “cosas”, objetos, a lo que –con afecto- llamo (y llamaré de ahora en adelante): horrocruxes. Cosas en las que uno deposita una porción de su alma.

.

.

** He hecho malabarismos para no desvelar lo trascendental; aunque léelo bajo tu responsabilidad. **

El último libro de la saga empieza con una matanza -que sorprende por la muerte innecesaria de *** y por la muerte anodina de un personaje que, si debe morir, merecería una muerte llena de honor y gloria (y no la tiene).

Luego sigue un extenso pasaje anodino. Un ir y venir de “Poncio a Pilatos”. Una eterna huída con una misión que cumplir (destruir los horrocruxes) para la cual, los tres héroes prescinden, no sin una pizca de vanidad y soberbia, de toda ayuda que sus amigos y protectores les ofrecen. Deben hacerlo ellos, esgrime Harry. (Es una medida valiente: enfrentarse solos a su destino… lástima que al final, la autora opte por terminar igual cómo empezó la saga: como un cuento de hadas… -luego hablaremos de ello-).

En esta larga caminata hacia el enfrentamiento final, la autora aprovecha para hacer un guiño a los lectores fieles, haciendo aparecer a todo cristo. Aparecen casi todos los personajes, incluso secundarios o meros “extras”, en aquello que en el cine se llamaría “cameo”.

.harry_potter-reliquiasm

Como la historia de Riddle y la de Harry ya ha sido muy explicada en los seis libros anteriores, es la infancia y juventud de Albus Dumbledore (y familia) la que se nos explica aquí. Interesante, si queréis, pero vamos al turrón…

Lo interesante del libro, y en realidad de toda la saga, no llega hasta el capítulo 33. En él, Harry se asoma a los pensamientos del eterno malvado (que a estas alturas, y tras seis libros con el mismo juego de equívocos, TODO LECTOR SABE de qué lado está Snape). En los pensamientos de Snape, Harry encuentra toda la historia, resumida, fragmentada, pero luminosa como el patronus de Lily.

Tras contemplar los pensamientos, tras entender el maquiavélico plan de Dumbledore (porque, francamente, hay que ser cabrón e hijoputa para idear ese plan), Harry se cubre con la capa de invisibilidad y va hacia su destino.

.

De camino al enfrentamiento, Harry recupera los “fantasmas” de sus padres y de otros dos amigos (uno, como quien dice, aún con el cadáver caliente) para que le reconforten. Estamos ante el mejor pasaje del libro, un pasaje realmente emocionante y emotivo. Una lenta caminata hacia la culminación, una cita heroica en el último duelo. La muerte nos espera…

Ese seria un destino profético que pondría un broche de oro para la saga. Pero… demasiado atrevido para la autora. Que opta por incluir una reaparición fantasmal que aclara –como en todos los libros anteriores-, los puntos oscuros del libro. Y encamina a Harry al duelo. Un duelo completamente desvirtuado, ante el que ya no sentimos, al menos yo, más que indiferencia: YA SABEMOS QUIÉN GANARÁ. Y así sucede.

Para más pena, la autora añade un “epílogo” que se sitúa unos cuantos años en el futuro. Un fragmento que sólo agradará a esos lectores que lo único que buscan es formar parejitas y que, como viejas alcahuetas, viven las relaciones sentimentales de los personajes como mero sucedáneo de las suyas.

.

.

Visitantes del ciber-espacio

  • 371,523 curios@s

Mis otros mundos

Acerca de este blog

Fecha de caducidad

Homer dice…

Deja comentario
Deja comentario


Por fin, años de soborno han dado sus frutos…

Premio Este blog ha sido galardonado con el desconocido e inventado Premio Violeta... También he sido finalista al premio Apio, al premio Yul Bryner, y al tocón de madera por mis posts sobre la madera.

Dónde perderse…

Yo en Hogwarts sería…