You are currently browsing the category archive for the ‘Cine’ category.

WoodyManhattan

Querido diario:  el Diario Ilustrado termina dentro de dos dias.


Hace unos días vi Desirée, una película menor (si puede ser menor una película con Marlon Brando) sobre Napoleón.

Brando_NapoleonUn Ego interpretando a otro Ego

Aunque sabía que Brando había hecho de Napoleón en alguna parte, no sabía dónde ni cuándo. Tampoco el director no es uno de esos que, los entendidos, consideran grande. Y aunque la película esté rodada en cinemascope (un gran qué en la época) no se trata de una superproducción.

.

Todo lo anterior importa poco y sólo era para marear al lector.

Viendo Desirée pensé: “ya no se hacen películas así”.
Hoy en día, una película sobre Napoleón incluiría épicas batallas con humo, explosiones, cuerpos mutilados y soldados lejanos generados por ordenador. Aquí, como no hay presupuesto para una batalla, pues no se rueda. (Lo cual no quiere decir que no sepas que se ha producido una batalla).

.

He leído algunas críticas demoledoras contra Desirée. Atacando su falta de rigor histórico y la manipulación del personaje de Napoleón, al que se pinta con el gran malo, al que todas las fuerzas “buenas” de Europa deben vencer.

Mis conocimientos napoleonísticos son demasiado reducidos para opinar, pero la película (que no es, ni pretende ser, un documental riguroso e histórico ni del personaje ni de la época) me gustó.

Quizás porque tiene algunos tópicos de esa época dorada de Hollywood, detalles menores, como secundarios con apenas cuatro frases, pero que los definen de maravilla.
Quizás porque recrea esa época de gentilhombres y damas (que he leído en Dumas y Hugo). O quizás porque siempre he tenido predilección por “Vainilla”, Jean Simmons (esto es un juego de palabras con el personaje de esta actriz en Espartaco. Yo ya me entiendo, a veces… :D).

.

desiree_MarlonBrando-JeanSimmonsBrando & Simmons en un baile de Desirée

La protagonista, Desirée (Jean Simmons) es una chica marsellesa seducida por Napoleón (que casa a su hermano José con una hermana de Desirée) y a la que luego abandona para casarse con Josefina. Desirée, por una serie de azares políticos, acaba en la corte de Suecia. A Desirée no le agradan los palacios, “son fríos y hay demasiada corriente de aire”, escribe en su diario. Lo que me ha hecho pensar en la última entrega del “Millenium” del sueco Stieg Larson: La reina en el palacio de las corrientes de aire. ¿Alguna relación? Lo ignoro.

,

Tener y no tener

– Cariño, será duro para ti oír esto, pero el Diario Ilustrado se está acabando.


.

Viendo películas viejunas uno descubre una época donde el espectador era algo más que un contenedor al que se debía vaciar una película, bien batida y masticada de antemano.


Estos días me acuerdo de Furia, de Fritz Lang. Hay una escena iluminadora: Tenemos un juicio y en él, se decidirá si el prota es inocente o culpable. (Otto Preminger hubiese hecho, con esto, una película de juicios de dos horas :D) pero el señor Fritz Lang, lo rodó desde el punto de vista diferente.

No hay sala del tribunal, ni juez, ni jurado (todos hemos visto ya estas escenas decenas de veces en otras películas y series de televisión). Lo que rueda Lang es la imprenta de un periódico. Con un señor esperando al lado del teléfono, y en la pared, colgando, posibles portadas del periódico con tres titulares diferentes: “Inocente”, “Culpable”, “Siguen deliberando”.

Suena el teléfono. El tipo descuelga. Pone la oreja. Cuelga. Se acerca a la pared y agarra el titular de “culpable” y lo pone en la imprenta.
¡Tachán! Sabemos el resultado del juicio sin haber presenciado el juicio y ¡sin que haya sido necesario decir ¡ni una sola palabra!

Y ahora, recordando lo dicho que “todos hemos visto ya estas escenas de juicios decenas de veces en otras películas”, añado que Fritz Lang rodó Furia en 1936.
¡En 1936 Lang ahorró escenas que la gente ya tenía muy vistas! Hoy en día nos tocaría (tragarnos) el juicio, seguro.

Furia

Quizás alguien apunte que Lang se ahorró las escenas del juicio porque el presupuesto no le daba para recrear un tribunal. (De la misma forma que Orson Welles hizo malabarismos con las sombras y el eco en Ciudadano Kane para “crear amplitud en la mansión”, cuando por no tener, no tenía ni mansión). Quizás sea cierto, quizás sea sólo sea ingenio nacido de la precariedad. Pero ¿cuánto cuesta una película hoy en día? ¿Cuántos de esos gastos podrían ahorrarse con algo más de ingenio? Y, a la vez de ahorrar, podrían contar algo que ya hemos visto decenas de veces, de forma diferente.

.

.

.

Sigamos con el teatro. Cuando una obra de teatro (o un musical, un libro, o cualquier otra cosa) tiene cierto éxito, rápidamente se hace una película. Pero ¿y al revés?

En una película de Woody, un personaje se dedicaba a “novelar” películas; es decir, adaptar una película al libro. ¿Esto existe o es un chiste del genio neoyorkino?

Quizás haya libracos hechos única y exclusivamente para subirse a la ola de una película (sabido es que las editoriales reeditan el best-seller con un fotograma de la peli en la portada para pescar lectores). Pero ¿hay una industria dedicada a “novelar películas”? Mi ignorancia es grande.

.

En el caso del teatro, conozco un caso en que la obra de teatro ha sido posterior a la película (es decir, el camino contrario del que suele hacer algo exitoso). Se trata de 12 hombres sin piedad, de Reginald Rose. ¿La conocéis? En película o en teatro, es muy recomendable.

12HombresSinPiedad-Estudio1

Trata de un jurado que debe deliberar sobre la culpabilidad o inocencia de un chico de un barrio marginal acusado de haber matado a su padre, que lo maltrataba. En caso de ser declararlo culpable, le espera la pena de muerte.

Los doce miembros del jurado son personas anónimas, de diferentes clases sociales, niveles culturales y, claro está, diferentes prejuicios.

12-angry-menHenry Fonda y 10 más (y el que hace la foto, claro :D)

La obra tiene múltiples lecturas: la justicia y el jurado popular, el concepto clave de “la duda razonable”, como la gente se deja llevar por la opinión de la mayoría, como hay gente con dotes para la manipulación de sus semejantes, la confrontación grupal, el clásico “o estás conmigo o estás en contra”, etc… Y cuantas más veces la veo, más caras al prisma le encuentro.

.

.


Rebeca_MrsDanvers

– ¿Lo ha oído? El Diario Ilustrado se termina el próximo 31 de agosto

– ¡Ay! ¡Qué yuyu más grande!


.

Hace poco vi El bosque (The Village) de M. Night Shyamalan. Como NO había visto el tráiler oficial, la película NO me decepcionó.

Creo que hay dos tipos de tráilers:

  • El que destripa la película (con lo cual, ya no hace falta verla)
  • Y el que te cuenta otra película (con lo cual, te engaña)

.

The Village es un ejemplo de tráiler engañoso. Parece preludiar un film DE terror. Cuando, en realidad, The Village, es una película SOBRE el terror (que parece, pero no es lo mismo).

The_village

A mi no me gustan los tráilers. No me interesan y, sinceramente, no recuerdo que me haya sentido seducido jamás a ver una película por su tráiler. Esto, en parte, se debe a mi avaricia, que considera un atraco los precios de las taquillas. Y en parte, porque prefiero saber lo mínimo de una obra antes de verla; prefiero ser ingenuo a ir con prejuicios. Obviamente me llevo fiascos, pero cuando descubro una película interesante “por azar”, es como sentirme el descubridor de un Nuevo Mundo.

.

El último mundo que he descubierto fue Ordet (La palabra) de Carl T. Dreyer.

Ahora quizás tocaría una sinopsis breve pero… ¡eso sería traición!

ordet

.

Así que, tened un poco de confianza en el prójimo y anotadlas en alguna lista de “pelis pa ver”. Así, sin saber más de ellas.

¬_¬ Pero recordad quien las recomendó (¿Prójimo?) para hacerle llegar un efusivo agradecimiento o, en todo caso, una amarga limonada.

.

.

.

Quizás aprovechando que se ha estrenado Bruno, la última gamberrada del cómico Sacha Baron Cohen, Tv3 emitió el pasado viernes su mayor éxito: Borat

A Sacha Baron Cohen lo había visto en su show de Ali G, una serie de entrevistas protagonizadas por este peculiar cómico, enfundado en su personaje de Ali G.

Ali_G

Sacha Baron Cohen como el rapero Ali G

Aunque el personaje sea diferente, su estilo es el mismo: humor de brocha gorda, vulgar y algo escatológico. Pero hay en todos sus trabajos, y en especial en Borat, un trasfondo belicoroso, una risotada en la cara, que pone de manifiesto la absurdidad del comportamiento humano.

Borat_kajhastanSacha Baron Cohen como Borat

Sinopsis: Borat es un reportero del Kazajistán que viaja a Estados Unidos a realizar un documental acerca de la cultura “americana”. El choque cultural es brutal y la película lo busca, lo exagera y lo lleva al esperpento (Borat hace su colada en un lago del Central Park, defeca en un jardín de un edificio de Donald Trump o se masturba ante los maniquís en ropa interior de unos grandes almacenes). Se enamora de la “vigilante” Pamela Anderson, y decide viajar de NY a Holywood para casarse con ella (lo que Kazajistán consiste en meterla en un saco y llevársela a la fuerza).

.

Borat va más allá en lo “políticamente incorrecto” (machista, antisemita,…) que otras muchas películas de “humor vulgar – escatológico” pero a diferencia de esas “comedias gamberras”, ésta tiene un fondo de crítica social combativa. Me explicaré:
Aunque sean todos actores y situaciones prefabricadas, es INEGABLE que algunas situaciones han sido testadas en la vida real: las reacciones de los religiosos, el vendedor de coches, el grupo feminista, el público del rodeo, el dueño de la armería, son reacciones sacadas de la realidad (las feministas se largan al escuchar sus burradas; los del rodeo aplauden cuando Borat anima a Bush a destrozar Irak y a matar terroristas; o los vendedores, interesados en vender, no reaccionan ante frases como “yo quiero un arma para disparar a los judíos” o “¿a qué velocidad debo ir con este coche para acabar con un gitano si lo atropello?”).

Borat-rodeoBush debe beberse las sangre de todos los hombres, mujeres y niños de Irak (y algunos, ¡aplauden!)

Es evidente que usando una brocha tan gorda para el humor, no es difícil acertar en alguna pincelada. Pero esta película no es apta para meapilas y mojigatas, pues hay muchos grumos groseros, como la coreografía desnuda y homosexual de la lucha de Borat con su productor.

.

.

Visitantes del ciber-espacio

  • 366,960 curios@s

Mis otros mundos

Acerca de este blog

Fecha de caducidad

Homer dice…

Deja comentario
Deja comentario


Por fin, años de soborno han dado sus frutos…

Premio Este blog ha sido galardonado con el desconocido e inventado Premio Violeta... También he sido finalista al premio Apio, al premio Yul Bryner, y al tocón de madera por mis posts sobre la madera.

Dónde perderse…

Yo en Hogwarts sería…