You are currently browsing the tag archive for the ‘Música’ tag.

El documental Metallica: some kind of moster se ha pasado (otra vez) por el Canal 33 (programa Sputnik).

Metallica-Some-Kind-of-Monster

Es una buena rareza musical. Lejos de ser el típico enjabonado pelota, muestra a una gran banda de heavy en horas bajas.

El documental se centra en la fase final de grabación del disco St. Anger, la elección del nuevo bajista (tras la marcha de Jason Newsted, llega el hardconiano Roberto Trujillo –instante que (con sabiduría) el documental recuerda al bajista original de Metallica: Cliff Burton, fallecido (hace siglos ya) en Suecia (cuando salió despedido por la ventana del autobús… y le cayó el autobús encima; que ya es mala suerte).

Metallica_James_LarsJames escuchando atento las opiniones de Lars

El documental muestra un Lars que, quizás por toda la pelea que por aquellos años tenia con las descargas de Napster, parece bastante fuera de sitio y eternamente discordante.
A un James frágil y muy abierto (tras su desintoxicación alcohólica).
Y a un Kirk tan discreto como siempre.
Mención aparte tiene un tal Phil, una especie de psicólogo al que la banda paga toneladas de dinero para “que les oriente”. Por sus comentarios, parece que el tal Phil llega a considerarse parte de Metallica, y el batería danés tiene gritarle que se largue a otras “zonas”.

James_Lars_MetallicaJames y Lars contentos con su proyecto

El documental ofrece otras curiosidades curiosas:

  • La aparición fugaz de Dave Mustaine (exmiembro de la banda al que expulsaron –literalmente- por borracho).
  • Un Jason Newsted que no se sabe si evita a Metallica o son los de Metallica que evitan a Jason.
  • Y, detalle freak, veremos al bajista de Marilyn Manson… ¡sin maquillar! Sin duda cuando va travestido está mucho más “guapa”. 😀

En el disco “Eat me, drink me” de Marilyn Manson, hay un tema (Evidence) que siempre que lo escucho, me hace pensar en The Cure. Esto ocurre, obviamente, antes que el Reverendo empiece a cantar, pues su voz lo identifica, pero aún así…

Eat me, drink me” es un disco lejísimo del atronador “Antichrist Superstar” y de los primeros discos (llenos de ruidos y voces grabadas). Parece más que evidente que con el paso de los años, nuestro Reverendo se ha ido diluyendo (y aburguesando).

El día que dejó los zancos y el corsé, el mundo de la provocación perdió un ángel. Pero aún así, al César lo que es del César y al “God of Fuck” lo que le pertenece.

.

Este mundo nuestro precisa de genios provocadores (o de maravillosos farsantes que se crean genios). Brian Warner logró convertirse en el “monstruo de debajo la cama” para casi una generación, y eso merece ser reconocido.

.

.

Britney Spears aparece desnuda en el video de su tema “Womanizer”. (No le veréis ni el ombligo). Es un estado previsible siguiendo las diversas fases de destape que ha venido produciendo en sus videos, desde que apareciera como la colegiala de gemido lascivo en su “Oops!… I did it again” (Recuérdamelo).

El mismo progreso destapador (pero mucho más fugaz) tuvieron las rusas T.a.t.u. De colegialas en el tema que les lanzó a la fama “All the things she said” (recordemos), al torso desnudo de “Beliy Plaschik” (Lena enseña teta).

Y cómo ellas, otras muchas cantantes poperas optan, para insinuar o mostrar pechuga.

tatu1T.a.t.u: bollería elaborada en Rusia

Y después de aparecer desnuda, ¿qué?
Ninguna sigue la opción que parodió Robbie Williams en su “Rock dj”, video en el que, tras desnudarse, se arrancaba también la piel y la carne, hasta quedarse en los huesos.
Desgraciadamente sólo fue una simulación, que nadie se alegre.

.

Está más que claro que el objetivo de estos músicos (o de quienes los han fabricado) es vender. Y nada vende más que el sexo (o la insinuación de sexo).

.

Aunque Europa sea más abierta que los Estados Unidos, o aunque las T.a.t.u añadieran el morbo sexual de su homosexualidad, aún estamos años luz por detrás de Japón.

Japón fabrica cada año centenares de “Idols”. Palabra que agrupa a la actriz-cantante-modelo-florero que durante su breve carrera, iniciada en la pre-adolescencia, saca discos, forma grupos musicales, anuncia cualquier cosa, protagoniza películas y hace decenas de miles de sesiones de fotos.

Como todo lo japonés, está perfectamente organizado en categorías en función del público al que se dirige: idols del cosplay –caracterización de personajes de manganime-, las de grupos musicales, las lolitas, las modelos de revistas, las de contenido adulto (y decenas de categorías más).

idols_japonSesión de fotos de una Idol en plena calle (observar la horda de curiosos detrás)


He descubierto a Tarja Turunen en su disco en solitario: My winter storm

La sonrisa del disco me la ha provocado su versión del Poison de Alice Cooper. Cualquier homenaje al maestro, merece mi simpatía.

La impresión de Tarja (o, mejor dicho, de su voz) me ha recordado aquellas divas de la ópera que cantan guardando voz. Tarja Turunen no se desgañita como un cantante de heavy. No digo que esto sea malo (ni bueno). Parece cantar a lo grande, pero lo hace a media voz. Es cierto que suena grandioso, pero ella no parece querer molestarse en elevarse por encima de la música, sino que rebaja el volumen de la música para que se la oiga. Esto da al disco un toque de elegancia.

Consultando su biografía en la wiki descubro no sólo que estudió clásica, sino que ha participado en conciertos cantando a Schubert y Bach, o en coros verdianos y wagnerianos.
http://es.wikipedia.org/wiki/Tarja_Turunen

El heavy metal y la ópera (quizás sólo porque sóo dos géneros que me atraen) siempre me han parecido más cercanos de lo que “en apariencia” podría esperarse.

Habrá que echar un ojo (y un oído) a su participación con el grupo de metal fines Nightwish

Visitantes del ciber-espacio

  • 367,804 curios@s

Mis otros mundos

Acerca de este blog

Fecha de caducidad

Homer dice…

Deja comentario
Deja comentario


Por fin, años de soborno han dado sus frutos…

Premio Este blog ha sido galardonado con el desconocido e inventado Premio Violeta... También he sido finalista al premio Apio, al premio Yul Bryner, y al tocón de madera por mis posts sobre la madera.

Dónde perderse…

Yo en Hogwarts sería…