You are currently browsing the tag archive for the ‘Sexo’ tag.

Erotic_pic

Ah, qué tiempos los del fotolog. Por pics más divertidas y más inocentes que esta, me cerraron un par de flogs… pero yo me abrí otros (muajajaja ¡nunca lograreis acabar ni con el buen humor, ni con el hentai!)

.

Dedicada a todas los meapilas y mojigatas, a los fundamentalistas religiosos, y a los espectadores de los debates del canal Intereconomía.

Sí, sí, que el otro día se quejaban de los “dibujos animados que pervertían a los jóvenes”, y ponían como ejemplo la serie “American Guy” (serie que no existe, pero que yo deduzco que es un combinado de American Dad y Family Guy). La culpa de todo eso –según ellos- la tenían los padres, la propia televisión y el gobierno (que es “rojo mazón”, según un sms de un “espectador”).

.

Esa gente que lo usa TODO como arma arrojadiza contra los que no piensan como él, son unos lastimosos talibanes. Y merecen un poco de espumita. 😀

.

Seguro que os habéis percatado del alto índice de supuestas lesbianas que hay en los perfiles de las redes sociales. Ni decir hace falta que más de la mitad de estas lesbianas son hombretones, que creen que esta es la mejor forma de conocer mujeres.

lesbianas_Internet

Desde la publicación del post sobre 120 jornadas de Sodoma, que ha tenido mucho éxito (el sexo no falla nunca), he recibido decenas de comentarios de queja…
…de queja porque no hay ni imágenes, ni ilustraciones, ni grabados, ni estampitas, ni vídeos de las atrocidades sexuales de los libertinos.

La gente quiere ver incestos, humillaciones, vejaciones, actos blasfemos, adulterios, abusos, sodomía, sadismo, ¡y pedofília!

.

El Diario Ilustrado, a diferencia de otros diarios escritos (muy de derechas y católicos, o muy de izquierdas y progres) no ofrece una sección de contactos. (Ooohhh, sí ya veo vuestras caras de decepción). .

Internet permite a todos ver lo que siempre han deseado (y, quizás, no se han atrevido a decir o a pedir). Pero parece que algunos sufren de impotencia (hehe) al no encontrar lo que buscan. Desde aquí os animo, mis apreciados pervertidos, a seguir practicando con vuestro Google hasta dar con lo que buscáis.
Para calentar más el ambiente (¿más aún), un link sobre los clubes fetichistas de Japón 😀

07

Es ahora, querido lector, cuanto tienes que preparar tu corazón y tu espíritu para el relato más impuro que haya sido nunca hecho desde que el mundo existe, ya que no se ha encontrado un libro parecido ni entre los antiguos ni entre los modernos.

Tras la adaptación de Pier Paolo Pasolini (ver aquí) me aventuré a leer al Marqués de Sade, en todo su esplendor y su brutalidad.


.

Mi impresión coincide con la que describe Luis Buñuel en su biografía:
Al leerlo me sentí profundamente sorprendido. En la universidad no se me había ocultado, en principio, ninguna de las grandes obras maestras de la literatura universal. ¿Cómo podía yo ignorar la existencia de este libro extraordinario, que examinaba la sociedad desde todos los puntos de vista, magistral y sistemáticamente, y proponía una tabla rasa cultural? La universidad me había mentido. Otras “obras maestras” me parecían al instante apenas sin valor […] ¡deberían haberme hecho leer Sade mucho antes que las demás!

Luis Buñuel. Mi último suspiro

.

Cuatro libertinos, prohombres de la sociedad, se encierran en un castillo con cuatro alcahuetas, cuatro viejas sirvientas, ocho jodedores (elegidos por el tamaño y diámetro de sus miembros) y un exquisito serrallo de niñas y niños (de doce a quince años), vírgenes por todos lados, y que han sido raptados, engañados o arrancados de las manos de sus progenitores.

…lo que yo aconsejo, después de esta exposición, que toda persona devota lo deje enseguida si no quiere ser escandalizada, porque el plan es poco casto y nosotros respondemos por anticipado que la ejecución del mismo lo será mucho menos.

.

Los libertinos se reparten sus hijas como esposas; estipulan unas leyes de comportamiento y tapian los accesos al castillo de su harem.
El objetivo es disfrutar de las historias de las alcahuetas, que ejercen de narradoras, y poner en práctica todas aquellas pasiones (perversiones), divididas en cuatro grupos y que van, en un crescendo depravado que termina en una espiral sádica de mutilación y muerte.

La filosofía de los libertinos se podría resumir así: Nada es malvado si te da una erección, y el único crimen en este mundo es el de negarte algo respecto a eso.

.

Pero hay que decir que 120 jornadas de Sodoma no es un libro erótico. Ni pornográfico. Es un crudo retrato de la condición humana y cómo el vicio pide más vicio, cómo el mal exige más y mayores vilezas:
Yo que os estoy hablando, he tenido erecciones robando, asesinando, incendiando, y estoy perfectamente seguro de que no es el objeto del libertinaje lo que nos anima, sino la idea del mal, y que en consecuencia es sólo por el mal por lo que tenemos erecciones y no por el objeto, de tal suerte que si el objeto estuviese desprovisto de la posibilidad de empujarnos a hacer el mal no tendríamos erecciones a causa de éste.

Cuando el mal embriaga el poder (o cuando el poder embriaga el mal) los resultados son siempre funestos:
Cien veces he dado mi voto cuando estaba en el Parlamento para hacer ahorcar a desgraciados que yo sabía eran inocentes, y nunca cometí esas pequeñas injusticias sin experimentar dentro de mí un cosquilleo voluptuoso, allá donde los órganos del placer de los testículos se inflaman pronto. Juzgad lo que he sentido cuando he hecho algo peor.

Que este no es un libro feminista, resulta más que evidente. Que la mujer es mucho menos que un objeto, también. No citaré sus proclamas, sólo una pincelada maternal:
Es una locura imaginar que debamos nada a nuestras madres. ¿Y sobre qué se fundaría nuestro agradecimiento?: ¿Sobre lo que gozaba cuando era jodida? Seguramente, no es para menos. En cuanto a mí, yo sólo veo en ello motivos de odio y desprecio. ¿Nos da la felicidad al darnos la vida?… Lejos de esto. Nos arroja a un mundo lleno de escollos, y a nosotros nos toca salir de apuros como podamos.

.

Humillaciones, vejaciones, abusos, escenas escatológicas, mutilaciones y actos de vicio y sadismo sin reserva, todo ello, aparte de un listado de perversiones que darían material a psicópatas, maníacos sexuales, violadores, proxenetas, y demás monstruos humanos (humanos como tú y como yo), el libro tiene un fondo que lleva a interesantes reflexiones.
Cualquier cosa, por horrenda que quieras suponerla, deja de ser horrible para uno en cuanto le hace descargar; ya no lo es, por lo tanto, sino a los ojos de los demás, pero ¿quién me asegura que la opinión de los demás, casi siempre falsa sobre todos los objetos, no lo es igualmente en este caso? No hay -prosiguió- nada fundamentalmente bueno ni nada fundamentalmente malo; todo es sólo relativo según nuestras costumbres, nuestras opiniones y nuestros prejuicios. Establecido este punto, es extremadamente posible que una cosa del todo indiferente en sí misma sea, no obstante, indigna a tus ojos y muy deliciosa a los míos y, ya que me place, teniendo en cuenta la dificultad de asignarle un lugar justo, ya que me divierte, ¿no sería yo un loco si me privase de ella sólo porque tú la condenas?

.

Este es un libro que amplía miras y te hace ser menos ciego al mundo en el que vives.
El propio Marqués nos indica cómo hay que acoger su libro, una filosofía aplicable no sólo a su lectura, sino a la vida misma:
Sin duda, muchos de los extravíos que verás pintados te disgustarán, lo sé, pero habrá algunos que te enardecerán hasta el punto de costarte semen, que es lo que se requiere; ¿si no lo hubiésemos dicho todo, analizado todo, cómo querrías que hubiésemos podido adivinar lo que te conviene?
Eres tú quien tiene que tomarlo o dejarlo y abandonar el resto, otro hará lo mismo que tú, y poco a poco todo habrá encontrado su lugar.


Supón una magnífica comida donde se ofrecen seiscientos platos a tu apetito; ¿los comerás todos? No, sin duda, pero este número prodigioso amplía los límites de tu elección, y encantado por este aumento de facultades, no regañas al anfitrión que te regala. Haz lo mismo aquí: escoge y deja el resto sin declamar contra él, sólo porque no tiene el talento de complacerte. Piensa que complacerá a otros, y sé filósofo.

Todos los fragmentos son de: 120 jornadas de Sodoma (Marqués de Sade)

.

Comentario acerca de la versión cinematográfica de este libro: Saló o las 120 jornadas de Sodoma, de Pier Paolo Pasolini; aquí

.

.

Y si te parece que aún no hace suficiente calor, puedes visitar la sección Zona Caliente de la excelente revista de cine Fotogramas.
No tiene desperdicio 😀

Map of the Sounds of Tokyo

Imagen ilustrativa: Map of the Sounds of Tokyo de Isabel Coixet, donde el premiado Sergi López se las tiene con Rinko Kikuchi

Me siento impulsado a escribir algunas notas acerca de la última película de Pier Paolo Pasolini, aunque tras verla no pensaba hacerlo. Al adaptar una obra del Marqués de Sade que no conozco, me parecía impropio hablar de ella sin conocer la obra original; sin saber qué porcentaje de culos pertenecen a la mente del Marqués y cual a Pasolini. Pero tras pasarme por las críticas de los usuarios que hay en Filmaffinity, me siento algo triste.

salo_the_120_days_of_Sodom

Sobre gustos, ya se sabe… Yo respeto y comprendo que haya gente que no le guste (ésta o cualquier otra película). Lo que entristece es la ignorancia. Y cómo luego se crea un laberinto de malentendidos, equívocos y falsedades.

Falsedades como que Saló es una película porno. El que la vea con tal intención, sufrirá un terrible gatillazo, porque esto NO es porno. Francamente, hay que ser melón para considerar porno una película sólo porque salga gente desnuda o haya escenas de violaciones, abusos y sexo. (Esto no viene al caso, pero tampoco me parece porno El Imperio de los Sentidos –para mí, una de las mejores historias de amor rodadas jamás-).

salo

Entiendo que en 1975 Saló debió provocar cierto terremoto. Pero ahora, 2009, Saló o 120 días de Sodoma no me muestra nada que yo no haya visto ya. Nada.

Por ello, a todos lo que se escandalizan y la definen como “lo más repugnante”, sólo puedo decirles: lo siento, siento que te hayas quedado atrapado en el tiempo y sigas viviendo en 1975.

Salo_PasoliniLo repugnante aquí es lo que no veis 😄

No seré yo quien diga que la última película de Pasolini es una obra maestra, no me lo parece; decir que es buena, ya sería –para mí-, exagerado. Pero contiene, aparte del atrevimiento del director de realizarla (hay que tener valor para rodar una obra por la que ya sabes que te echaran tanta mierda –ehem- encima), contiene, decía, momentos bellos. Son bellos los relatos que hacen las madames en la sala de la orgía, con los jóvenes desnudos repartidos por la sala, y en unas composiciones plásticas que mis nulos conocimientos de arte me impiden relacionar con corrientes o pintores, pero es evidente que haberlos hailos. Son bellos pasajes los de la banda sonora, o son bellas -¿para qué negarlo?- algunas de las muchachas que aparecen pululando por la mansión.

Esas mismas composiciones de desnudos durante los relatos de las madames, contribuyen a la artificiosidad de la historia. Están demasiado quietos. Uno se pregunta: si la muerte es lo único que les aguarda, ¿por qué no huyen todos en desbandada? Sirva aquí las respuestas de los supervivientes de los campos de exterminio (que también eran muchos más que los guardas, y a los que también sólo esperaba la muerte y que, ante estas perspectivas, acataban borregamente su exterminio).

Salo_ahorcamiento

Si Saló es un alegato antifascista (que lo es, por la ubicación temporal) parece evidente que a Pasolini se le ha derramado el vaso. O como se dice en català “pixa fora de test” (muy apropiado a las lluvias doradas de la película). Y es que lo escatológico gana, de calle, a los momentos de denuncia fascista.

Salo_o_los_120_dias_de_Sodoma

Los que van a morir, te saludan

Aunque a una obra se la valora en concreto, es innegable que algo que diferencia aquello que tiene talento de lo que no, es la repercusión posterior que provoca. Que más de un director porno, de ese subgénero que mezcla porno y nazis, ha visto Saló, es evidente. Que autores de manga como Suehiro Maruo la han visto, o han leído al mismo Marqués, también parece coherente, pues su “La sonrisa del vampiro” ofrece todo una galería de parafilias sexuales-escatológicas que harían levantar el aplauso de ese fanático de los traseros, que era Pasolini. Y seguro que hay muchos más, a los que esta provocadora obra, ha fascinado y ha repugnado. Pero yo soy demasiado ignorante para saberlo… pero a diferencia de algunos de esos “críticos” escandalizados, yo soy consciente de mi ignorancia. Y procuro remediarla.

.


trevor-brown_

En un mundo cada vez más uniforme y globalizado, es necesaria la presencia de artistas dispuestos a escandalizar, y a sacudirnos. Mi héroe en este campo es el británico (autoexiliado en Japón) Trevor Brown.

trevor_brown

Y hoy, para iluminar el espacio, una INCREIBLE fotografía de la Idol: Sora Aoi

sora_aoi
Y os preguntaréis: ¿Y qué tiene de increíble esta imagen?
¡Pues que aparece vestida!

.

¿Qué es una Idol?
Sora Aoi (No apto para menores de 16)
Sora Aoi (No apto para menores de 18)

Posts como estos (o los tags que contienen) son los que hacen que el número de visitas del blog se dispare.
Un dato curioso: lo más buscado en el blog es: incesto.
Sin comentarios.

Visitantes del ciber-espacio

  • 366,960 curios@s

Mis otros mundos

Acerca de este blog

Fecha de caducidad

Homer dice…

Deja comentario
Deja comentario


Por fin, años de soborno han dado sus frutos…

Premio Este blog ha sido galardonado con el desconocido e inventado Premio Violeta... También he sido finalista al premio Apio, al premio Yul Bryner, y al tocón de madera por mis posts sobre la madera.

Dónde perderse…

Yo en Hogwarts sería…