You are currently browsing the category archive for the ‘Nazional’ category.

.

El otro día fui a parar a un foro de neonazis. Intervenían en él muchas personas de Sudamérica (deducible por la banderita con la que indicaban su nacionalidad (nazionalidad, perdón). Leer a peruanos y colombianos enzarzados en eternas discusiones llenas de insultos mutuos, apologías nazis diversas y abuso de muletillas casi como mantras divinos (Heil, SS, Sieg Heil, HH,… ) no dejaba de resultar chocante. A ojos nazis, todos ellos eran de “raza inferior”.

.

También me resultó chocante ver, en un documental, a un grupo de ciudadanos judíos (o eso dijeron ellos) ataviados con uniformes de las SS, durante una -en teoría-, representación histórica que al final resultó ser, también, punto de encuentro de personas de ideología racista.

.

Este es un ancho mundo de contrastes. Creo que sólo me falta por ver a un chico (o chica) negra defendiendo el KKK. Y entonces sí, que ya lo habré visto todo.

KKK_humor

Anuncios

¿Quién no ha deseado, alguna vez, tener un muñeco nazi? Yo no, pero a juzgar por el mercado, parece que a mucha gente sí.

Vemos algunos modelos:

Pullip_Beressa_Nazidoll_packIncluye prismáticos (para avistar judíos) y pistolita (para.. ¬_¬)

Pullip_Beressa_NazidollQué mona, ella.

Nazi_DollEste ya tiene una mirada más aria, ¿verdad?

Nazi_doll_boyY este luce una melena que en el III Reich le hubiera valido un tiro en la nuca por alguna ley racista contra el cabello largo.

No sé quién, ni cuándo, se invento eso de hacer “la ola” en los estadios de fútbol. Tampoco sé cuál fue el primer equipo cuyos aficionados hicieron uno de esos impresionantes murales como los que se ven a menudo en el Camp Nou y alguna vez, en el Bernabeu.

En todo caso, estas dos acciones: la ola y los murales, precisan de una grada llena.

¿Y qué pasa si nuestro equipo es pobre en aficionados o juegan tan mal que la gente, el domingo por la tarde, prefiere ir a ver a su suegra?
Siempre queda el recurso de hacer una esvástica. Si amigos, parece increíble pero es… ¡nazi!

Esvastica_humana

.

Los de la imagen precisan, es evidente, de más ensayos. Les ha quedado un poco paticorta y algo descompensada hacia la derecha (¿hacia donde sino?).

Destaca, aparte del barrigón descamisado que está camino de rascarse el sobaco, la pobre presencia de mujeres. Sólo he detectado tres, y tengo dudas con un ser, hacia la derecha, que no sé si lleva una falda o una toalla de ducha.

También merecen nuestra atención, un tipo a la derecha que alza los brazos para ¿animar? mientras el resto le ignora por completo. Y el señor, en primer planto, ataviado con un delantal a cuadros rojos y blancos (que son los colores del equipo que “animan” y cuyo nombre omitiré porque ningún equipo de fútbol merece ser reconocido por unos aficionados tan aburridos).

.

.

.

Hoy, en nuestra sección “¿Es increíble? No, es nazi”, una clásica portada de The Sun con una fotico que conmocionó al mundo (si es que el mundo aún se conmociona por algo).
Harry, el príncipe Enrique de Gales, segundo hijo de Lady Di, en una fiesta.

Harry_the_nazi

Como buen inglés, se acompaña con un cigarrillo en una mano y un vaso de algún combinado alcohólico en la otra. Ni que fume ni que beba tiene nada de extraño (en un inglés, lo raro sería que no bebiera). Lo que provocó ajetreo fue que el niño se nos disfrazara de nazi.

Hoy no es Sant Jordi, así que podemos hablar de libros y no hace falta hacerlo sólo de best-sellers.
Porque visto a través de los medios de comunicación, eso parece ser el día del libro: El día del libro más vendido.

Lo que diré ahora es una enorme obviedad (pero quizás por obvia, conviene recordarla con frecuencia): que un libro se venda mucho no significa que:

a) que sea lea (¡Ah! Esta es buena… Hay cifras de libros vendidos en Sant Jordi, el día que los libreros hacen su “agosto”, pero… esos libros que se regalan ¿son leídos o pasan a engrosar aquellos estantes de los que los exhiben como trofeos inmaculados?)

b) que sea mejor que otros.

.

Hay una tranquilizadora teoría que dice que la opinión de la mayoría es la buena. Tranquilizadora porque permite sentirte parte de un grupo y no andar a tientas en la soledad de ser diferente. Acercarse a un libro muy leído es tener posibilidad de entrar en el amplío club de los lectores de ese libro. De la misma forma que hablar del tiempo en el ascensor, es posibilitar una charla a un nivel que cualquiera puede aportar su inestimable (y generalmente innecesario) punto de vista.

.

Hay un chiste acerca de lo beneficioso que es el tabaco, en forma de cartel publicitario, en un episodio de los Simpsons que reza: millones de fumadores no pueden estar equivocados.

Adolf Hitler tampoco creía en la teoría democrática que la opinión de la mayoría reflejara la mejor opción (él creía que la mejor opción era la suya XD) pero unos trece millones de alemanes, adultos y maduros, decidieron democráticamente apoyarle.
Ahora, a dictador pasado, es muy fácil decir que no fue una decisión (aunque mayoritaria) demasiado acertada.

hitler_fansHitler rodeado de fans

Pero volvamos a los libros que se compran (y que no se leen).
Esos millones de alemanes (y no alemanes) creyentes en el führer, seguramente compraron su libro (los mayores ingresos de Hitler no proveían de su sueldo, sino de los derechos de autor de su best-seller: Mein Kampf) pero no lo leyeron nunca.

Y la prueba que no lo leyeron está en que Hitler ya detalla, en el libro, su “política exterior”. O aquello que, una vez en el poder, sería su “política” exterior (ocupación y conquista de países vecinos. Aunque era vegetariano, a veces se tragaba países enteros, dice Lubitsch).
Hitler habla, años antes de llevarlo a cabo, del ejemplo italiano , de la imposible amistad con Francia, de la alianza o enfrentamiento con Inglaterra, y –esa parte siempre me ha hecho cierta gracia- de lo suicida que seria atacar el imperio ruso…

Quizás ni Hitler se leyó su libro.

Hitler-con_gafas

En la intimidad, Hitler usaba gafas

.

.

.

De las múltiples cabezas de esa serpiente que fue el Tercer Reich, siempre me ha fascinado Joseph Goebbels.

Uno de los más cultivados jerarcas nazis (doctor por un par de universidades), era, físicamente, la antitesis del ario modélico que su propaganda publicitaba. En seguidísimo a Hitler, sólo queda por detrás de su mujer.

Magda Goebbles, la primera dama del Reich (puesto que la existencia de Eva Braun sólo fue conocida por los alemanes tras la guerra) tuvo, durante toda su vida, una fascinación por Hitler sólo equiparable a la de aquellas personas sumergidas en las redes de alguna secta.

Sabido es que trajo a sus hijos al búnker, y que ella misma los mató: “No vale la pena vivir en el mundo que vendrá tras el nacionalsocialismo y sin el Führer”.


goebbels_familyLa (verdadera) familia Goebbels al completo

Ha habido otras muchas madres que antes del suicido, han asesinado a su prole. Quizás ninguna tuvo tanto trabajo (cinco niñas y un niño) y tan “alta” posición social como Magda.

.

La película El hundimiento, que es casi uno de esos “documentales recreadores de hechos”, pinta con una frialdad y una entereza extraordinaria a Magda Goebbels.

goebbels_family_cineLa familia Goebbels en la ficción

Quizás la decisión ya estaba tomada cuando el matrimonio decidió enterrarse en el búnker, y se limitaron a aplicarla con aquella determinación funcional con la que siempre se ha dibujado el carácter alemán. Determinación funcional que parece que tenían la mayoría de nazis, para los que el exterminio de personas era una tarea que debía ejecutarse con el máximo nivel de eficacia, y sin cuestionamiento ético o moral alguno.

.

Aún así, me atrae y me repulsa por igual esta fanática mujer y su manipulador marido (al que las agencias de publicidad y los gabinetes de prensa políticos deben tanto. y al que, aunque no le nombren como inspiración, es más que evidente que han estudiado).

el_hundimiento_goebbelsHollywood hubiese “rematado” esta escena con alguna frase manida. En El Hundimiento sólo hay silencio.

.

Der Untergang (El hundimiento) es una película alemana que recrea los últimos días de Hitler. Transcurre, casi en su totalidad, en el bunker de la Cancillería.

el_hundimientoDer Untergang / El hundimiento / La caída

Bruno Ganz, da vida a un Führer decaído, enfermo, abatido, casi senil que aún sueña con unas tropas y un ejército que vendrá a liberar la ciudad; un Führer que sólo sale de su apático estado por las sucesivas traiciones (sus generales, Goering, Speer, y su camarada Himmler); un Führer que decide no abandonar Berlín y que jamás capitulará; un Führer que considera prescindible a su propio pueblo (que combate sin armas y con desmadejadas unidades formadas por niños fanáticos y civiles obligados –bajo pena de muerte por traición- a defender la capital del Reich).
Un Hitler, que se casa con Eva, y se suicida.

der_untergan-hitler-eva_braunUn grupo de militares cobardes y una mujer enamorada

La ausencia de actores de renombre ayuda al estilo “documental dramatizado”. Y la introducción de la verdadera Traudl Junge (secretaria de Hitler) aporta la incontestable fuerza del “yo estuve allí y todo esto sucedió”, tan importante ante aquellos que niegan lo que: o no les conviene que se recuerde, o son incapaces de asimilar que Hitler, y todos los demás, eran tan humanos como cualquiera.

el-hundimiento_juventudes-hitlerianasHitler concediendo honores a las juventudes hitlerianas


irma_grese

Esta fornida moza de la fotografía es Irma Grese.
Durante el III-Reich ocupó plaza de guarda supervisora en Auschwitz-Birkenau, Bergen-Belsen y Ravensbruck.

.

No entraremos en detalles acerca de sus métodos de tortura (eso sólo atraería a morbosos), sólo mencionar que en su despacho tenía una lámpara de mesa con las pantallas hechas con piel humana.

irma_grese_face

Irma Grese fue condenada a morir a la horca, en el juicio a los criminales de guerra de Belsen. Sentencia que se cumplió en la simpática población de Hamelín, el 13 de diciembre de 1945. Irma Grese tenía 22 años.

.

.

Visitantes del ciber-espacio

  • 370,445 curios@s

Mis otros mundos

Acerca de este blog

Fecha de caducidad

Homer dice…

Deja comentario
Deja comentario


Por fin, años de soborno han dado sus frutos…

Premio Este blog ha sido galardonado con el desconocido e inventado Premio Violeta... También he sido finalista al premio Apio, al premio Yul Bryner, y al tocón de madera por mis posts sobre la madera.

Dónde perderse…

Yo en Hogwarts sería…