.

Aviso:
Si has visto esta película canadiense del 2008, cuya máxima estrella es una apergaminada Fairuza Balk, que en Filmaffinity sólo han votado veinte freaks (y yo), y encima buscas información, reconocerás que eres raro con ganas. (Con cariño, te lo digo).

grindstone-road

Sinopsis breve:
Un matrimonio cuyo hijo (Daniel, 11 años) está en coma tras un accidente, alquila una casita a las afueras. Los vecinos, un anciano matrimonio, les informan que en la casa desapareció un chico (Daniel, 11 años).

Mientras la madre (Fairuza Balk) es asaltada por visiones del niño desaparecido (ojo, al maquillaje “El Cuervo” que usa el nene fantasma), su marido, cree que sufre un trauma y no la cree.

Al final el mal muere y el bien sobrevive (¬¬ esto no es un spoiler, es una obviedad que intuimos en el primer minuto).

.

Fairuza Balk:
Hace diez años, Fairuza Balk era la actriz habitual para interpretar personajes secundarios de adolescente destroyer, prostituta, drogadicta, o simplemente, dar el toque morboso salvaje a un reparto.
Podemos disfrutar de su presencia en:
Jóvenes y brujas
American History X
Y muy recomendable: Cosas por hacer en Denver cuando estés muerto

fairuza-balkFairuza en los 90

Filmografía completa, aquí

Diez años después, aunque conserva ese perfil de niña mala, de nariz rebelde y labios mordibles, se nos ha envejecido hasta adquirir un peculiar parecido con la Linda Hamilton de Terminator 2 (aunque sin músculo).

Todo esa fachada malvada quizás procede de compensar su debut en el cine, haciendo de Dorothy en una versión de El Mago de Oz (increíble pero cierto)

fairuza_balk_jovenFairuza Balk como Dorothy

.

La casa de Grindstone Road
No haré una lista de todo lo que me parece incoherente, porque sería muy largo. Sólo unos detalles:

  • Desde el accidente hasta que compra la casa (periodo de tiempo que –se supone- incluye: accidente, niño cae en coma, aflicción paterna, decisión de mudarse, etc…) el personaje de Fairuza viste igual. (Viste como en Jóvenes y brujas, pero sin colgantes satánicos –si es que esto existe-).
  • El marido no aparece hasta la mudanza, aparece de repente, como lo hace el sofá o la batidora.
  • Para llevar tiempo deshabitada, hay que ver lo limpia que está la casa, incluso la grifería del baño (reluciente).

.

Sacar estos gazapos o incoherencias es injusto. Ninguna película soportaría un estudio pormenorizado. Pero son estas películas que no logran atraparnos, en las que se hacen más visibles estos detalles.

.

Resumiendo:
Que La casa de Grindstone Road es un film sencillo, previsible, con algunos cabos sueltos, y con Fairuza Balk de prota –lo cual no es bueno ni malo; es un hecho-. Y que cualquier película de justicia vengativa de Steven Segal es mucho peor (o como mínimo, Segal es mucho más feo que Fairuza).


.

.

Anuncios