natsukiokamoto

Tras la semana wagneriana que me he pegado, bien merezco un descanso.

– ¿Descansar? ¡Ya descansaré cuando haya muerto! –nos dice el capitán Ahab, enfundado en el cuerpo de Gregory Peck, en la versión de John Huston de Moby Dick. Una película que soporta mejor el paso del tiempo del que creía. Pero es que donde hay talento, lo hay ayer y siempre.

Aprovecho esta pausa cultural del Diario para recordar a las plañideras que la cuenta atrás que empezó el 1 de setiembre del pasado año toca a su fin, y que estamos en el último mes de edición en vivo del Diario Ilustrado. El 31 de agosto, Brünnhilde prenderá fuego a la pira funeraria y los leños del Fresno Del Mundo, que tan imprudentemente fueron apilados por Wotan a los pies del Walhalla, serán pasto de las llamas de Loge… (Disculpad, se me han traspapelado las cosas).

En todo caso, el fin  está cerca. He dicho.