.

Tarde o temprano a todos nos llega nuestro mes de vacaciones, menos al Diario Ilustrado, que no descansa y que sigue su marcha hasta su Apocalipsis (contemplad la lápida para concertar fecha). Pero para aquellos que estén de vacaciones, aquí van unos consejos para disfrutar de nuestras vacaciones:

1.- Para disfrutar las vacaciones hay que hacer aquello que realmente nos gusta, y no aquello que durante todo el año hemos ido dejando para hacer en vacaciones (si lo hemos ido dejando es que REALMENTE no nos atrae). Esto incluye irse de vacaciones con la familia (¡por los tachuelas de Cristo, noooo!)

.

2.- En lugar de ir a la piscina o plantearnos adquirir una, nos aprovecharemos del amigo/conocido/saludado que habremos hecho durante la primavera y del que sabemos, a ciencia cierta, que dispone de piscina. No se trata de presentarnos de repente en su casa, sino de meternos a hurtadillas en su piscina.

.

3.- Si no hemos hecho ninguna amistad en primavera, podemos aceptar la invitación a piscinas de desconocidos, sabiendo, de antemano, que se tratará un pederasta o un pervertido. Recordad que, antes de meternos en el agua, hay que dejar pasar un tiempo prudencial desde la última comida.

.

4.- Procurar permanecer en rincones sombríos y húmedos, a la vez que tomamos melón (a poder ser, dos, uno con cada mano).

.

5.- Hacer la croqueta durante todo el día a excepción de la hora de la siesta…a esa hora, siesta.

.

6.- Finalmente, para disfrutar REALMENTE de nuestras vacaciones tenemos que ser conscientes que hay gente que NO ESTÁ de vacaciones. Debemos pensar, especialmente, en nuestros compañeros de trabajo que siguen dando el callo: nos recrearemos en su trabajo, en sus madrugones y en el calor que deben estar pasando.


.

.