Como me van los deportes de riesgo, a veces hago zapping hacia los debates políticos de los canales VeoTV e Intereconomía.
Las tertulias no tiene demasiado interés, vista una, vistas todas. Pero lo que me llama la atención son los SMS que manda la gente.

.

* Los SMS a los programas de TV son un negocio. La compañía telefónica gana, la cadena gana y el espectador se siente “súper especial” pues su mensaje aparece en la pantalla.

(Esto me recuerda aquella “obra” en la que interviene el espectador en el libro/película Fahrenheit 451. Cuando la tele hace una pregunta hacia el espectador y él responde y “se cree” que todo el mundo ve su participación, cuando en realidad, su intervención no es más que un espacio en blanco pregrabado).

.

Al principio creía que esos SMS eran falsos. Tan falsos como los “relatos verídicos” y “casos reales” de las revistas del corazón o las de encuentros sexuales. Creía que el programa tenía a un becario en un cuartucho, tecleando gilipolleces, que aparecían como “opiniones de los espectadores”.

Últimamente, el nivel de faltas de ortografía y burradas que se pueden leer, me llevan a pensar que no, que son reales. Que en algún sitio hay un memo sentado ante la pantalla cuyo mayor logro del día será teclear cosas como:

“Estatut y Pacto de Lizarra son el hembrión del 11M
(¿Cómo dice?)
“Es una bergunza lo q ZP está aciendo con Espana, viva espana!”
(La Ñ, esa gran desconocida)

SMS_humor

Este anonimato, nunca ha sido mayor como en Internet. Lo que permite leer toda clase de aberraciones en foros de opinión política, donde pobres amargados incapaces de dar salida a su frustración y su impotencia, vomitan su rabieta en forma de insultos mal tecleados y ridículas apreciaciones –generalmente de índole sexual- sobre sus colegas de foro.

A veces me parece que la gente hace esfuerzos para ser, cada día, algo más estúpida y despreocupada.

.

.