.

El otro día fui a parar a un foro de neonazis. Intervenían en él muchas personas de Sudamérica (deducible por la banderita con la que indicaban su nacionalidad (nazionalidad, perdón). Leer a peruanos y colombianos enzarzados en eternas discusiones llenas de insultos mutuos, apologías nazis diversas y abuso de muletillas casi como mantras divinos (Heil, SS, Sieg Heil, HH,… ) no dejaba de resultar chocante. A ojos nazis, todos ellos eran de “raza inferior”.

.

También me resultó chocante ver, en un documental, a un grupo de ciudadanos judíos (o eso dijeron ellos) ataviados con uniformes de las SS, durante una -en teoría-, representación histórica que al final resultó ser, también, punto de encuentro de personas de ideología racista.

.

Este es un ancho mundo de contrastes. Creo que sólo me falta por ver a un chico (o chica) negra defendiendo el KKK. Y entonces sí, que ya lo habré visto todo.

KKK_humor