Que Lionel Messi estaba borracho durante la celebración del triplete del Barça, resultó evidente en esos escasos 40 segundos de parlamento que hizo. No se le entendió apenas nada, sólo que prometía, para el año siguiente, ganarlo todo. Promesa que hizo que más de uno de sus compañeros se llevara las manos a la cabeza (literalmente).

Más evidente se hizo durante el parlamento de Sylvinho (¿la despedida?) en que Messi –vivamente achispado- parecía empeñado en interrumpir. Y lo hubiese logrado de no ser por su compañero Dani Alvés, que se esforzó en controlarlo.

De esto, los medios y el Youtube, van llenos.

fotonoticia_20090529002743

Pero si alguien vio la celebración (entera) del triplete histórico, que incluía la rúa por las calles de Barcelona (seguida por tres canales de televisión: Tv1/La2, Tv3 y BarçaTVBarça Tv se ve gratis en Catalunya-), y la posterior fiesta en el Camp Nou, con los parlamentos, la borrachera de Messi no resultó ninguna gran sorpresa.

Al llegar al Camp Nou, a Messi, lo bajaron sus compañeros del autobús descubierto, antes que él bajase sin usar las escaleras. Y no sólo el MESSIas había bebido (después de D10S –Maradona-, el MESSIas, es otro ingenioso adjetivo divino). Con la presencia del alcohol es más fácil explicar el anormal protagonismo de Iniesta; la entrada –con voltereta- de Gudjohnsen y su extraño parlamento, entre cínico y amargo, subrayando que él era un pobre chico de Islandia… nadie sabe dónde está Islandia, por ahí arriba… un lugar muy cálido que visitar… Islandia); el arranque bailón de alguien tan pulcro y serio como monsier Abidal, o el gritó-muletilla de Yaya Touré (culeh, culeh).

.

barca-bus
Todo este achispamiento etílico no extrañó al que, como digo, siguió la rúa y escuchó los iluminadores comentarios de un periodista que, de paquete en una moto, seguía el autobús de los campeones. Un autobús del que llegó a decir que “chorrea cerveza por los costados”. El mismo aguerrido periodista se disculpó si le veíamos con las ropas empapadas, pues los jugadores, desde el autobús, le arrojaban coca-cola, cerveza y cava…
Esto si es periodismo.

.

Con más de 100 años de historia, el Barça ha logrado su primer triplete, y como quizás ninguno de los presentes volvamos a vivirlo nunca, tal éxito bien merece una buena cogorza.

.

.