Una buena película para pasar un mal rato es El habitante incierto, del català Guillem Morales.

HabitanteIncierto_cartel

Sinopsis: un tipo, al que su pareja ha abandonado recientemente, recibe una visita nocturna: un hombre le pide usar su teléfono para una importante llamada. No sin un cierto recelo, el protagonista lo deja entrar en su casa y le acompaña hasta el teléfono. Tras unos minutos, el visitante desaparece. Esa misma noche, el protagonista empieza a oír unos extraños ruidos en su casa, ¡cómo si el visitante aún siguiera dentro!

HabitanteIncierto_actoresCariño ¿No has oído algo?

Este arranque es una bofetada a todos los thrillers de “casas encantadas” y “ruidos misteriosos”, pues aquí, ni la casa tiene nada de anormal, ni desconocemos el origen del miedo. “Lo desconocido” ha entrado, por su propio pie y por la puerta principal; pero parece que no ha llegado a salir.

HabitanteIncierto_Andoni-GraciaSiempre llega el momento de agarrar el cuchillo jamonero

La segunda parte de la película es todo un alarde de ingenio (¿humorístico o macabro?), en lo que podríamos denominar “el giro de la tortilla” o la paradoja “del cazador cazado”.

Andoni-Gracia_Monica-LopezLos actores: Andoni Gracia y Mónica López

La iluminación, el asfixiante espacio y una música muy apropiada, contribuyen a crear una molesta angustia en el espectador. Además, disfrutamos de Mónica López por partida doble y de cómo el luminoso personaje de Andoni Gracia, poco a poco, se va oscureciendo (desde su carácter a su ropa). Si podéis, dadle un ojo.