Como uso cualquier papelote para hacer mis anotaciones de sobremesa, hoy me he encontrado garabateando en el anverso de una factura de Timofónica de hace diez años.
Con una curiosidad mórbida he calculado que el “alquiler y mantenimiento del teléfono” equivalía a unos 6,5€. Hoy en día vale casi 36€.

Ho haveu vist? La mare quelsvaparir!”

Lo anecdótico del caso (reír para no llorar) es que el teléfono es el mismo desde hace diez años. No sólo el número, sino el aparato. Aparato que ellos, con gran afán, “me alquilan y me mantienen” (¿qué es lo que mantienen? ¿Acaso ha venido alguien alguna vez a mantenerlo?).

telefono_esperanzaEl teléfono de la Esperanza (para evitar saltos des del Golden Gate, fuera de servicio… qué mala pata😀

.

Este mediodía ha vuelto a llamar la señorita teleoperadora de Timofónica para venderme alguna cosa. No he llegado saber qué. Le he colgado el “teléfono alquilado y mantenido”…
(Esos 36€ me otorgan el derecho –el DEBER, que diría Homer Simpson– de colgarles SU aparato).

.

.