Encontré en la biblioteca una cajetilla de sugestivo título: La enciclopedia del cómic.
Era una caja con 6DVD que me llevé inmediatamente.

Investigando, he descubierto que es una edición en DVD de una serie documental de la ETB llamada: 100 años del cómic. El 9º Arte

laenciclopediadelcomic

Creo que nunca me había topado con un contenido tan interesante envuelto en un continente tan horrible, engañoso y deplorable. Me explicaré:

  • La caja contiene 6 DVD’s, pero cada DVD (a excepción del disco 1) sólo contiene dos episodios de 25 minutos.
  • El índice de contenidos que incluye la propia caja es erróneo. Según la caja (y la impresión en los DVD’s) cada disco contiene uno o dos géneros (aventuras, manga, serie negra, superhéroes…) pero la realidad es que cada episodio se ocupa de un período de tiempo (generalmente, una década de la historia del cómic).
  • Hay dos episodios (el nº 11 (disco 5) y el nº 12 (disco 6) en los que las entrevistas con los autores / dibujantes no están subtituladas. (Nos perdemos las declaraciones de Alan Moore, Frank Miller, Hiroshi Hirata o Osamu Tezuka).
  • Y, por último (aunque debería estar en primer lugar) si os fijáis en la portada de la caja, veréis imágenes de Dragon Ball, Dr. Slump y Evangelion. Ahora bien, el interesantísimo programa de la ETB fue realizado en 1990 (con motivo del siglo de vida del cómic) y en 1990, Dragon Ball, por aquí, estaba en los inicios, y Evangelion aún no había llegado ( y, obviamente, dentro del DVD de Dragon Ball se ve una imagen, ¡una! y Evangelion no sale por ninguna parte). Es obvio entonces, que está impreso en la portada para atraer a los incautos. ¡Es un engaño!

(“Ho haveu vist? La marequelsvaparir!”).

..

En definitiva, si os interesa el mundo del cómic, es un producto imprescindible. IMPRESCINDIBLE, en mayúsculas. Resigue desde los primeros esbozos, a las tiras de los periódicos, las chicas picantes, los superhéroes americanos, las revistas y editoriales especializadas, y la elevación de este “hermano bastado”, a medio camino entre la literatura y el cine, a categoría de arte.

Pero, ¡no paguéis ni un céntimo por ello!, porque la edición es vergonzosa.

.

.