Este blog, este Diario Ilustrado, es otra muestra gratuita de una bonita falsedad hipócrita. Hablo, con más o menos ingenio, de lo que me llama la atención. No falta el humor, cierta denuncia social, y unas ganas salvajes de culturizar al lector. Procuro iluminar aquello que permanece en la sombra y que merece brillar.

Pero esto no seria un diario, entonces. Un Dietario si acaso.

Un diario debería centrarse más en mí.

Pero odio los blogs de egocentrismo vacuo:

  • Me voy de viaje
  • He vuelto del viaje
  • Hoy no tengo nada que decir

Ya sabrás a los que me refiero…

mi_diario_secreto

Resulta macabro que el post con más comentarios sea el de la muerte de mi padre. Desgraciadamente, no dispongo de suficientes parientes moribundos para mantener el listón a este nivel.

Tampoco puedo escribir un diario. Uno de sincero y libre. Las cuchilladas envenenadas acabarían por herir a mis lectoras, aunque sólo fuera por aquello de la cercanía al área contaminada. Quizás debería hacer un Diario del Bastardo (anónimo…) Y allí disparar a diestro y zurdo.

Quizás, simplemente debería dejar de perder el tiempo así… esto no es más que la enésima huida a ninguna parte. Otro coletazo para distraerme de la derrota.