Últimamente recuerdo con obsesión Samaritan Girl (Kim Ki-Duk; 2004).

samaritan-girl

..

Este recuerdo lo ha repescado el argumento del manga El Rastreador (Jiro Taniguchi; Ponent Mon).

rastreador.

Las dos obras (asiáticas) tienen un punto de encuentro: aparecen chicas adolescentes que se prostituyen. En ambas historias (escritas por hombres) esa “ocupación” es, a la vez, una forma simple de ganar dinero para comprar consumibles (artículos que uno compra y de los que no tiene necesidad vital), y una forma de rebelarse/distanciarse con la indiferencia familiar.

De los progenitores autoritarios y dominantes parece que se ha pasado a los progenitores ausentes –demasiado ocupados en el trabajo-. Parece como si los padres y madres prefirieran “dar” (comprar, regalar,… cosas), a “estar” ellos mismo con sus hijos.

.

Esta idea va mucho más allá de los argumentos de dos obras de ficción. Y yo soy demasiado ignorante e incultivado para hablaros bien de ello.

Pero a ver si me animo y escribo un par de posts más extensos sobre estas obras.

.