.

.

Cuando me despierto de buena mañana, dedico unos segundos a pensar en una manera mecánica de salir de la cama. Funcionaría así:

Suena el despertador. El remolón se hace esperar. Entonces se abre una trampilla en el techo y cae una zarpa que se le clava en el pecho. Se abre una garra dentro de la carne y unos garfios se enganchan a las costillas. La zarpa te levanta, no mucho, un palmo quizás. Y con un simple vaivén te lanza contra la pared. Y te desangras en el suelo, sobre la alfombra.

pesadilla

Este sería mi mecánica forma de salir de la cama. Un día que esté inspirado, os contaré mis pesadillas.

.

.

Imagen: http://i72.photobucket.com/albums/i169/Who_cares_67/GOTHIC/Nightmare.jpg