.

(Apreciadlo sin miedo: este post NO contiene spoilers).

Aunque ya hice una extensa reseña de la serie aquí, no me resisto a comentar algunas cosas acerca de la segunda temporada.

¡Bravo!

La segunda temporada no sólo se mantiene, sino que para mí, incluso mejora. La aparición del “Carnicero de la bahía”, lejos de ser “más de lo mismo”, es un giro narrativo atrevido y contundente. No será el único giro narrativo de la historia.

Nuestro Dexter se ve asediado por el inefable Doakes y las circunstancias. Pero encuentra un inesperado aliado: una alma gemela.

Todos te queremos Dexter

.

Uno de los detalles que hacen de DEXTER una gran serie es la honestidad argumental de la temporada. Me explico: cada temporada de Dexter tiene un inicio, un embrollo y unos cuantos giros inesperados, y un final. Sí, un final. A la siguiente temporada, se sigue por un camino distinto.

Estoy harto de series que van planteado enigmas, temporada tras temporada, y que no atan ni la mitad de los cabos que sueltan. En lugar de ir dejando líneas argumentales para una “posible” nueva temporada, hay que cerrarlo todo. La siguiente temporada, si la hay, ya empezaremos de cero. Pero para ello hay que ser valiente, tener talento y no tener la presión de las audiencias (algo que puede permitirse Showtime, pero no ABC o FOX).

Dexter, visto desde dentro

.

¿Quieres leer una reseña más extensa de la serie? Aquí

.

.