Dolmen es una miniserie francesa (6 episodios de 90 minutos) de investigación criminal con algunos tintes de temática paranormal.

.

Sinopsis:

Marie Kermeur, oficial de policía, vuelve a la isla de Ty Kern, donde creció, para casarse con su amor de toda la vida: Christian, un navegante de regatas. La vigilia de la boda, Marie encuentra una gaviota ensangrentada envuelta en su impoluto vestido de boda. Ty Kern es un lugar donde estos hechos dan pie a malos presagios.

Al amanecer, un hermano de Marie, Gildas, aparece muerto. Parece que se ha caído por un acantilado; no tarda en descubrirse que ha sido asesinado. En el acantilado, hay unos menhires de piedra, que atestiguan las antiguas y paganas tradiciones, y uno de ellos empieza a sangrar, y la sangre es de Gildas…

Llega a la isla Lucas Fersen, un escéptico oficial de París al que todas las leyendas le parecen tonterías. Incluso la recurrente leyenda local de “los naufragadores” (habitantes de la isla que, las noches de tormenta, apagaban el faro de la isla, y mediante luces conducían a los barcos hacia las rocas, para hacerlos naufragar y apoderarse de sus cargamentos).

Las muertes de habitantes de la isla y los fenómenos paranormales (apariciones y menhires sangrantes), siguen produciendo. Mientras, la investigación va deshilando una serie de secretos en la endogámica sociedad de Ty Kern,…

.

.

Que una producción francesa se emita directamente por un canal secundario de Televisió de Catalunya, y sólo por TDT, ya me advirtió que, seguramente, no estaba ante una serie con demasiada calidad. Pero como soy valiente, me decidí a verla.

Dolmen es previsible en algunas cosas, e inocente en otras. El defecto más grande del que se la puede acusar es que, en el primer episodio maneja una buena cantidad de nombres de personajes, pero no nos los presenta de forma adecuada. Como cualquier trama investigadora, al final todo se resume en un “¿quién lo hizo?”, para ello es importante tener claro los sospechosos (nombres y rostro).

Cuesta saber quien es quien, lo que luego nos retrasa al ir descubriendo las relaciones (algo intrincadas) entre las familias y los vecinos de Ty Kern.

.

La Francia paranormal

Mi ignorancia supina con la producción televisiva del país vecino es tal que, aparte de Dolmen, ahora mismo sólo puedo citar David Nolande (o como la titularon en Cuatro, Premoniciones). Pero los que hayan visto Premoniciones reconocerán al policía retirado que ayuda a David, Sauver, que aquí hace un pequeño (e indiferente) papel como padre de Marie.

.

Un pequeño gazapo:

En el episodio 3, Marie está en el balcón del hotel disfrutando de la brisa, en camisón y con el cabello al viento. Ve salir a su padre, con sospechosa actitud, y decide seguirle. En la siguiente escena vemos a Marie, siguiendo a su padre, se ha cambiado el camisón por unos tejanos y un grueso jersey, y ¡ha tenido tiempo de hacerse una trenza!

.

.

Dolmen no estará nunca en las lista de grandes series, ni comparada con las made in USA, ni quizás con las de por aquí (aunque tuvo un gran éxito en su tierra natal). Pero nuestros vecinos están en su derecho de aprovechar la belleza paisajística de la Belle-Ile, en la Bretaña, para rodar esta serie

Ficha: http://www.imdb.com/title/tt0420388
Descargable: http://www.tintaxina.net/comparteix/index.php?cat=575


.

.