.

.

Mi ignorancia es tal que nunca deja de sorprenderme. Antes de conocer, más que por alguna sinopsis escolar, el argumento y el contenido de una de las piezas teatrales más importantes de este país, parte de la trilogía popular de Guimerà (Terra Baixa), me topo con que existe una ópera (¡y alemana!) que la adapta. Se trata de Tiefland.

.

Tiefland ha abierto la temporada 2008-2009 del Liceu. Parece que es una ópera menor, y que, en líneas generales, no aporta gran cosa, y le da unos toques “españoles” (nombres de los personajes, castañuelas,…). La puesta en escena, futurista (tan de moda esta tendencia de) no parece haber gustado demasiado a mi entendido y crítico Jaume Radigales que en sus reseñas en Catalunya Música, o en su blog, hizo una primera crítica bastante destroyer.

En todo caso a mi me produce cierta alegría que un compositor (menor, si queréis) se encontrase con la iluminación para adaptarla. En este país, tenemos esa extraña creencia que “lo de fuera” siempre es mejor, y solemos mirar nuestra propia producción (teatral en este caso) como algo menor. Una vez más, la imposición de 40 años de franquismo (y sus secuelas) ha creado la nefasta y errónea idea de “lo regional”.

Oiga no. Si es bueno, es bueno y punto y coma.

Sobre Tiefland parece que podemos acudir al tópico: “Sí, pero el original, una obra de teatro català, es mejor”.

.

Tiefland en el Liceu: http://www.liceubarcelona.com/operes/opera.asp?i=303

.

.