.

Apreciado lector (hablo en singular porque en un arrebato de optimismo, supongo que tengo uno) en mi afán de hacer de este un mundo mejor, he encontrado la solución definitiva al problema del aparcamiento en nuestras ciudades y en los prostíbulos de Tordera.

¡Hacerse Mosso d’Esquadra!

Los vehículos de los mossos pueden aparcar dónde quieran (y siempre gratis).

.

No es extraño encontrarlos en la rotonda que baja del barrio donde cohabito. Una calle plagada de talleres mecánicos, almacenes de materiales para la construcción, prostíbulos, y hogares. Aparcan allá donde la calle se une a la rotonda de la carretera de salida.

Cuando digo que aparcan donde la calle se une a la rotonda me refiero que aparcan, literalmente, al final de la calle que da a la rotonda. Es decir, en medio de la calle, obstaculizando los que queremos incorporarnos a la carretera y al pobre iluso que, desde la rotonda, quiere subir por esa calle.

Otro ejemplo es esta instantánea tomada por un teléfono móvil de mano inexperta:

Un coche patrulla de los mossos aparcado en la zona reservada a los conductores minusválidos. La foto, fue tomada el pasado 9 de octubre a las 12:50, en el hospital de Can Ruti, en Badalona.

También podemos apreciar lo “bien aparcado” que está el vehículo de la policía autonómica, en comparación al coche color negro de su lado.

.

Amigo lector… deja de dar vueltas con tu vehículo laboral hasta desesperar. ¡Oposita!
¡Hazte mosso d’esquadra: millones de plazas de aparcamiento gratis te esperan!
¡Ni siquiera hace falta saber aparcar!.