En el tercer episodio de la primera temporada de Dirty Sexy Money (Sexy Money en Antena 3), se menciona un postura sexual llamada como el episodio (The Italian Banker).

.

La familia Darling recibe un chantaje por un video en el que se ve a un miembro de la familia manteniendo relaciones sexuales. (Aviso: el video, los abnegados espectadores, no llegaremos a verlo), pero el protagonista se escandaliza: ¿Pero qué está haciendo? A lo que su eficiente secretaria responde: el banquero italiano.

.

¿Existe o es un globo lanzado sin más?

El hecho que no “lo veamos” nos hace imaginar algo realmente contundente (como diría Woody Allen: “El sexo sólo es sucio si se hace bien”. Y no hay nada más sucio que la imaginación (al menos a las imaginaciones a las que –por razones que ahora no viene al caso, ¿verdad?- tengo cierto acceso).

Googleando un rato he encontrado algunas explicaciones:
http://www.urbandictionary.com/define.php?term=Italian+banker
http://xactnews.blogspot.com/2007/10/italian-banker-sex-position-animation.html

Podría ser que cualquier listillo se hubiese limitado a “renombrar” una postura cualquiera y poner así “imagen” a nuestra fantasía. (Hay muy mala gente por el mundo. Sin ir más lejos, Selyna y yo teníamos toda una serie de posturas/prácticas sexuales inventadas para la web de Sábanas Blancas. Es material demasiado bueno para perderse, quizás lo recupere algún día).

La mayoría de descripciones sobre el “banquero italiano” usan incluso las mismas palabras (lo que huele al clásico “copy&paste”).

.

La prueba más firme que quizás sea un bulo está en que “los especialistas”: http://www.pornotube.com y http://www.porntube.com no contienen ningún vídeo explícitamente etiquetado con estas palabras (también puede ser que los que cuelgan videos ahí no sean lumbreras etiquetando los vídeos) o que exista y que este que escribe no tenga la paciencia de encontrarlo.

Si alguien quiere ilustrarnos sobre sus conocimientos teóricos / prácticos sobre el “banquero italiano” es libre de hacerlo. Obviamente, sólo tomaré en consideración las explicaciones que provengan de profesionales del sexo. ¡Hay tanto intrusismo profesional por el mundo!

.